sábado, 29 de marzo de 2008

Partículas elementales

Partículas elementales

Indudablemente las personas no somos átomos aunque estemos compuestos de ellos. Pero paradójicamente cuando actuamos en sociedad, como comunidad humana se producen unos paralelismos con la física quántica que no pueden ser mera casualidad. Precisamente porque estamos compuestos de átomos.
Vemos como en las sociedades se producen, ondas, corrientes y vibraciones. Las modas, los intereses intelectuales y políticos, las fluctuaciones económicas, y otros fenómenos más exóticos como la simultaneidad o sinderipia, las premoniciones, el inconsciente colectivo, los arquetipos…etc. Cabe la posibilidad de aplicar la mecánica cuántica a todos estos fenómenos.
Es sabido que un quanto, (leptón o hadron), solo aparece cuando se le observa, existiendo en forma de onda o posibilidad, en un lugar indefinido sin no es así. Nosotros con nuestra consciencia siempre estamos autoobservandonos, esa es la probable causa de que existamos y veamos a los demás, que están pero no están. Aunque la causa es mucho más compleja porque para nosotros es imposible escapar de la realidad conocida.
¿No podemos? Quizás las investigaciones sobre supercuerdas y sus estructuras matemáticas nos permitieran en un futuro una metaobservación de la realidad, y también su manipulación.

7 comentarios:

  1. complicado eso de la física quántica, pero debe ser apasionante

    ResponderEliminar
  2. La realidad siempre forma parte del que la observa.

    ResponderEliminar
  3. Es curioso que nos equipares a quantos. Yo he visto y me he comunicado con personas difuntas. Y no eran espectros de luz ni llevaban sábana. Eran perfectamente reales, vestidos con su ropa habitual. ¿Significa que se han mirado a sí mismos para que yo los pudiese ver? (Siempre ha sido para darme un mensaje importante. Algo que ni siquiera yo pedía)

    No tendría nada de extraño, ¿no te parece? Átomos y células... no tienen por qué pertenecer exclusivamente a un ser vivo.
    ¿Sabes cierto experimento con cadáveres? Se aplicaron descargas eléctricas a un cuerpo muerto, tendido en una camilla. Este se movió merced al estimulo. Con una descarga más fuerte, se incorporó, quedando sentado.

    Todavía no sabemos lo que somos.

    ResponderEliminar
  4. la realidad y lso estudios siempre avanzaran y comprenderemos mas nuestro entorno y a nosotros mismos

    ResponderEliminar
  5. A mí las "vibraciones" sólo me las produce la melenuda leona catalana
    Y son malas vibraciones, te lo aseguro.
    Alguien que dice haberse
    "comunicado con personas difuntas", no merece más que el sarcasmo. Es alguien ridículo y francamente, algo ida.
    El experimento con cadáveres se realizó con Antonio Elvira, y no se le levantó nada, ni siquiera su minúsculo pene.

    ResponderEliminar
  6. El missatge de la lleona té dellonces

    Aquesta dona es deu haber escapat d'un manicomi

    Jo, de tu, li barraria el pas

    No li permetis dir més disbarats

    ResponderEliminar
  7. curaçao, eire lopez, eduard, anónimo... y ahora salma hayek...
    Pobre.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios, en breve serán publicados y pasaré por vuestros blogs.